Cerca de 50 muestras de sangre de ganado vacuno de la zona precordillerana de la provincia de Copiapó, fueron tomadas hace pocos días por personal del Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, con el propósito de monitorear la presencia de la enfermedad brucelosis bovina, de la cual la región se encuentra provisoriamente libre así como el norte del país.

Esta vez el equipo del SAG, encabezado por la veterinaria Francisca Medina Foucher y tomando las medidas correspondientes para prevenir la diseminación del Covid-19, se trasladó al sector de Pastos Largos, cercano a la localidad de Junta del Potro, zona que alberga a distintos crianceros a cargo de ganado mayor y menor.

“Estos son lugares de movimiento de ganado hacia la cordillera, y siempre existe la posiblidad de entrada o salida de animales para Argentina, lo que es un riesgo sanitario, por lo que estamos anualmente vigilando esta enfermedad que puede causar serios problemas al ganado vacuno”, señaló Medina.

En el lugar también instalaron 70 dispositivos de identificación animal oficial en vacunos menores de un año, con el propósito de mantener su trazabilidad. Ambas labores continuarán este mes en el sector La Semilla y La Guardia de la misma zona precordillerana.

Al respecto, la directora regional del Servicio, Mei Maggi Achu, indicó que este año considerando la coyuntura por la pandemia Covid-19, se tomarán muestras en 80 predios de la región, los que albergan una cantidad aproximada de 1.600 vacunos.

“Atacama fue declarada provisoriamente libre de esta enfermedad el año 2017 y debemos cada año ratificar esta condición, a través de la toma de muestras de sangre que van a laboratorios, y también con la identificación de animales que permite mantener un registro”, destacó la autoridad fito y zoo sanitaria.

Agregó que el país está en vía de erradicación de la patología, por lo que actividades como estas cobran importancia, ya que apuntan a detectar precozmente su posible aparición, tomándose oportunamente las medidas necesarias para contenerla y controlarla.

La brucelosis bovina es una enfermedad bacteriana infectocontagiosa que afecta principalmente a las hembras bovinas en edad reproductiva, provocando abortos. Esta patología, además, es una zoonosis (se trasmite al ser humano) y causa una enfermedad invalidante si no es tratada.

Alexis Rogat Lucero participó de la fiscalización realizada la noche de este jueves en distintos puntos de Copiapó.  

El Fiscal Regional de Atacama, Alexis Rogat Lucero, participó la noche de este jueves del trabajo de fiscalización que se realizó en distintos puntos de Copiapó, labor destinada a detectar a personas que circulan en la vía pública durante el periodo fijado como aislamiento sanitario nocturno. Jornada que fue encabezada por la Gobernadora de Copiapó, Paulina Bassaure; el Jefe de las Fuerzas, General Enrique Heyermann, el Director de Salud de Atacama, Claudio Baeza; Carabineros y PDI, quienes realizaron un recorrido por todos los puntos de control que se establecieron en la ciudad.

Respecto del trabajo de persecución penal que la Fiscalía de Atacama realizará en contra de quienes sean detenidos por este incumplimiento, Rogat Lucero señaló que fue necesario que el Ministerio Público modificara el criterio de actuación frente a los reiterados incumplimientos del toque de queda por parte de algunas personas que no comprenden el alcance de las medidas dispuestas por la autoridad. “Debido al incumplimiento por parte de la comunidad del aislamiento sanitario nocturno, la Fiscalía ha decidido ser inflexible respecto de aquellas personas que sean sorprendidas circulando entre las 22 horas y las 05 de la mañana. Quien sea sorprendido circulando en la vía pública sin la debida autorización, será detenido, mantenido bajo custodia en los calabozos de los cuarteles de la policía a espera de su traslado, al día siguiente, a los Juzgados de Garantía de la Región para ser sometidos a la audiencia respectiva”, dijo.

En este sentido, el Fiscal Regional indicó que en las primeras audiencias realizadas en la región por estos hechos, los fiscales solicitaron la aplicación de una multa de 6 Unidades Tributarias Mensuales, cifra un poco superior a los 300 mil pesos, mientras que en otros casos se ofreció la suspensión condicional del procedimiento exigiéndose para ello el pago de una multa en dinero en beneficio de alguna institución de ayuda social, por un monto similar al señalado. Finalmente, indicó que los controles nocturnos continuarán realizándose en todas las comunas de la región.